Socimi por necesidad (El País)

Hacerse con un trocito de un rascacielos de oficinas de Madrid, un hotel de lujo de Barcelona o un chalé de la Costa del Sol. Todas esas compras serán posibles para un pequeño inversor con las Sociedades de Inversión en el Mercado Inmobiliario (Socimi), de cuya irrupción en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) está pendiente un sector inmobiliario que todavía no ha sido capaz de recuperar el pulso. La industria, resignada a los titulares sobre concursos de acreedores y refinanciaciones, espera que la última reforma del Gobierno sí permita alumbrar nuevas inmobiliarias que se dediquen al negocio patrimonialista. Leer noticia